16 jun. 2015

Los cuellos de tortuga ¡ESTÁN DE VUELTA!

Como todo en la moda, regresa uno de los ítems que más nos recuerda a nuestra infancia: las poleras. Si bien están en todos lados, donde más nos gusta ver esta morfología de cuello es en los tejidos. Queda canchero y elegante, dando infinitas posibilidades para combinarlo.

Un aspecto que nos encanta de usar polerones es que evita llevar muchas capas de ropa. Hagámoslo gráfico: camiseta, camisa, sweater, abrigo, algún accesorio, cartera y una bufanda. ¿No es demasiado peso?

Para nosotras la comodidad es esencial, no se negocia. Por ello, este tipo de sweaters son el broche de oro: ligereza de ropa y el aliado ideal para el frío.

Sabemos que a muchas este cuello les resulta difícil, pero eligiendo el correcto podemos volver a ser amigas de esta morfología tan peculiar. Proba en principio por elegir aquellas prendas que no sean tan cerradas, cuellos más caídos, así le das soltura a esta parte hasta que vuelvas a acostumbrarte.

Todo vuelve, habrá que probar.

BONUS TRACK: ¿Un poco de historia?

El cuello alto fue adoptado en los años 50 por la generación beatnik como símbolo de intelectualidad. Se suponía que cubrirse hasta la barbilla era una declaración de por qué alguien esperaba que se lo valore. El propio Andy Warhol, para reflejar su interés creciente en la pintura, el cine y la música, cambió su traje por chaquetas de cuero y jerséis de cuello alto, un look mucho más acorde a “su nueva condición de artista”.

No sería novedad que vuelva a surgir esta tendencia en medio de la lucha de la mujer por su valoración en sociedad, ¿no?

Te recomendamos ver nuestros elegidos de esta nota: Poncho Santana y Polerón Mia.


Como siempre, va un poco de street style para inspirarse.


















No hay comentarios.:

Publicar un comentario