7 nov. 2017

Conversaciones Frente al Espejo III

Parte III
¿Qué dice nuestra ropa de nuestras emociones?


En el pasado he sido una fiel creyente de que la ropa simplemente era para tapar el cuerpo, abrigarme en invierno y cumplir con las normas sociales de estar vestida... Sin embargo, debajo de esa creencia se escondían unas ansias desmesuradas de vestirme con ropa colorida, profesional, divertida y que expresara quien era yo... Entonces ¿por qué no usar esa ropa? Por qué no sabía quién era yo, que quería expresarlo y cómo hacerlo...
La ropa no es algo más en nuestra vida... Es aquello que habla de nosotras y nuestro mundo emocional. Y pasa lo mismo con la ropa que con la música, y aquí capaz sea más fácil identificarlo... Cuando estamos contentas tendemos a escuchar música más alegre, a tararear canciones y vestirnos con colores más llamativos. Ante la tristeza escuchamos música melódica o boleros, y la ropa tiende a ser apagada y de colores como negros, azul oscuro y grises.
¿Qué color predomina en tu placard?
¿A qué emoción lo asocias?
Sin embargo esto no es una sentencia sobre nuestro futuro. Gracias a que somos seres humanos, como tales podemos cambiar, y vivimos en mundos emocionales que podemos intervenirlos!!!!  ¿Cómo? Cuando estés triste vestite colorida. Cuando estés enojada vestite con colores claros, cuando necesites tranquilizante usa colores neutros y pasteles... Cambia la música que escuchas y baila... Sola, en tu casa, en la oficina o en la calle... Cambia el cuerpo, tararea música divertida... esto no va a hacer que dejes de estar triste o enojada o alegre, simplemente hará que la emoción cambie y puedas ver otras posibilidades diferentes.
Nosotras, todas, tenemos una identidad pública, que construimos día a día, y que el otro registra y construye con lo que le mostramos.  Esto no significa que yo me vista para el otro, sino que me vista para mí y pensando en la imagen que quiero generar en el otro. Hay que tener en cuenta que la diferencia es sutil pero fundamental, en próximas notas hablaremos sobre la importancia de la opinión del otro, pero aquí me parece importante poder resaltar que todos, ante los ojos de los otros, somos más transparentes de lo que creemos.
Aunque no digamos con palabras lo que sentimos o cómo estamos, nuestra ropa, nuestro cuerpo, la mirada, el tono de voz, la energía que demostremos,  habla de cómo estamos... Y ante los ojos expertos, y no tan expertos, cuando nos atrevemos a mirar al otro de verdad, a prestarle atención, rápidamente podemos ver como esta y que siente... Eso mismo pasa cuando el otro me mira a mí, cuando presta atención a los detalles.
Para aquellas personas a quienes le importas, pueden detectar tu sentir, pueden verlo y palparlo... Pueden verte. Ahora... ¿Vos te ves a vos misma? ¿Qué ves cuando te ves en el espejo? ¿Qué dice ese reflejo de vos? ¿Qué dice de vos tu ropa? ¿Qué proyecta tu ropa para vos?
Con estas preguntas te despido hasta la próxima...

Alelí Ortiz
Psicóloga y Coach Ontológico


Y esto cada vez se pone mejor, cuéntennos, después de leer éstos Capítulos, ¿se ponen a reflexionar sobre lo que plantea Alelí? ¿Se sienten identificadas? ¡Las leemos!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario